Viajes en pareja: Cabo Verde

Cabo Verde: Viajes en pareja

Las Islas de Cabo Verde están perdidas en el atlántico, a más de 500 Km del continente africano con una latitud similar al Caribe.  Fueron descubiertas por los portugueses en el siglo XV, convirtiéndolas en un centro de trata de esclavos africanos previo a su traslado a América. Por lo que sus habitantes son una mezcla entre europeos y africanos.

Como se trata de un destino turístico relativamente nuevo, tiene la ventaja de no estar atascado de turistas y las parejas pueden disfrutar de sus playas sin demasiada compañía. Posee infraestructura turística de nivel en las islas más aclamadas, y en los sitios más despoblados, alojamientos sencillos.

La componen 10 islas de origen volcánico, aunque todas ellas difieren bastante entre sí. Algunas verdes y montañosas, otras más planas y desérticas. Por supuesto todas ellas con hermosas playas, algunas de arena dorada, otras blancas, vírgenes,  de acantilados, más ventosas, otras mas calmas. Y la posibilidad de realizar actividades acuáticas como windsurf, kitesurf, snorkel y buceo.

La isla de Sal es la más conocida por ser la que cuenta con el aeropuerto internacional. Desértica pero con inmensas playas de arena muy blanca de origen coralino y una gran oferta hotelera a lo largo de 8 km. Sus fondos marinos son también muy buscados para hacer buceo. Y en unas antiguas salinas se puede flotar en sus aguas y sentirse liviano como una pluma.

Las islas de Santo Antao y do Fogo son de origen volcánico y la segunda aun presenta actividad en  uno de sus volcanes. Ambas son muy verdes, montañosas y de paisajes encantadores. Santo Antao cuenta con grandes complejos turísticos y es un sitio ideal para la práctica del barranquismo, senderismo y del submarinismo. En el valle de Paúl se podrán deleitar con una caminata por las montañas y riberas con vistas alucinantes.

Sao Vicente es una pequeña isla plana cuya capital es Mindelo, ciudad bulliciosa donde la música manda. Repleta de barecitos que al anochecer adornan el ambiente con música en vivo, haciendo honor a su idola nacional, Cesaria Evora. Otro de sus atractivos es su colorido mercado con vistosas legumbres, frutas y pescados.

Recomendaría este destino a aquellas parejas que quisieran combinar un destino de playa con la curiosidad de la cultura africana. Si bien es un país pobre, es realmente muy seguro. Su autenticidad y cordialidad da la posibilidad a los visitantes de disfrutar la interacción con los locales, adentrándose en su cultura, música y costumbres que los dejaran maravillados.