Viajes en pareja: Kenia

Kenia: Viajes en pareja

Kenia, desde hace décadas, ha ganado visitantes por su vida salvaje y los safaris en la sabana. La posibilidad de observar muy de cerca y en sus hábitat natural a los cinco grandes (el león, leopardo, rinoceronte, elefante, búfalo) le ha otorgado al país una fama sin igual. Muchas parejas eligen pasar unos días de su luna de miel en un campamento en los parques tal y como lo hacían en los antiguos safaris.

Kenia también es visitado por las hermosas costas del océano índico. Los fanáticos del descanso en playas de aguas claras y cálidas se dirigen a Mombasa y Malindi a relajarse en sus costas o aprovechar los coloridos fondos de sus arrecifes. Y las parejas que prefieren el aislamiento disfrutarán la isla de Lamu. Playas vírgenes con muy poco turismo y un antiguo y pequeño poblado, con solo senderos para peatones, que conserva el mismo encanto que ha tenido por siglos.

Si lo que les interesa es la fauna, el mejor momento para visitar Kenia es entre Julio y octubre, cuando se produce la gran migración de ñues y cebras, recientemente catalogado como una de las nuevas siete maravillas del mundo. Un par de millones de herbívoros se desplazan más de 800 km entre el parque Serengeti en Tanzania y la reserva nacional Masai Mara en Kenia, en busca de mejores pastos. Un espectáculo sin igual que puede ser observado desde el aire en un paseo en globo.

El Parque Nacional Amboseli junto con la reserva Masai Mara son los lugares más recomendados para los safaris. Aquí tienen su hogar los cinco grandes, además otras tantas especies de mamíferos y aves. Las vistas del monte Kilimanjaro, al otro lado de la frontera con Tanzania y una visita a las comunidades nómadas maasai, son otras de las excusas para visitar estos parques.

Un encuentro cara a cara con un animal tan imponente como un elefante, un rinoceronte o un león es una oportunidad única e irrepetible. Esto, combinado con unas deliciosas aguas cristalinas, paisajes de palmeras y picos salpicados de nieve, hacen de Kenia un destino único para un viaje de pareja.