Viajes en pareja: Sudafrica

Sudafrica: Viajes en pareja

En plena transformación, luego de haber padecido el vergonzoso apartheid, es un país que no tiene desperdicio. El nombre de Nelson Mandela, orgullo nacional, asi como su puerta de entrada, la hermosa Ciudad del Cabo y el parque Kruger invitan a una apasionante aventura.

Sudáfrica es el paraíso para los safaris, un plan ideal en un viaje de pareja. El parque Kruger, con un tamaño casi como el de Portugal, es el santuario de animales más famoso del mundo y el principal atractivo del país. Una expedición al atardecer, cuando el cielo se tiñe de rojo en la sabana, y en el camino toparse con un apasionante animal, como un león o un rinoceronte, es una aventura inolvidable.

La Ciudad del Cabo cuenta con uno de los emplazamientos más bellos del mundo. Ubicada entre las paredes verticales de mil metros de la montaña la Mesa y el océano atlántico, regala unas vistas alucinantes desde su cima. El casco urbano es un fiel reflejo europeo, y la costanera, pintoresca, plagada de barecitos y restaurantes.

Posee muchos encantos para ofrecer, no solo la ciudad sino también sus alrededores. La región del monte mesa junto con el jardín botánico Kisternbosch fueron declarados monumento nacional, alojando alrededor de 8500 plantas, muchas de las cuales se encuentran solo allí.

No deben irse de ciudad del cabo sin antes visitar la isla de Robbens. Sobre  todo si alguno en la pareja se interesa por la historia. Aquí Nelson Mandela permaneció preso durante 18 años, y la cárcel, hoy museo, ofrece visitas guiadas por ex presos, cuyos relatos justifican el viaje.

Otro de los grandes reclamos turísticos del país es el tramo costero sur-oriental denominado Ruta Jardín. Desde ciudad del cabo hasta Port Elizabeth, se extienden estos más de 300 kilometros de paisajes costeros alucinates, fauna, viñedos y pueblitos pintorescos. La mejor forma de recorrerla con tu pareja es en un auto rentado para tener la posibilidad de parar en cada uno de los rincones cuando se antoje. A lo largo de todo el trayecto hay muchas opciones de alojamiento y comida.

Johannesburgo es la ciudad más poblada y donde llegan la mayoría de los vuelos internacionales. Una parada obligada. No alcanza ni mínimamente al atractivo de ciudad del cabo, pero cuenta con algunos puntos de gran interés, como el museo del Apartheid y Soweto, donde era recluida la población negra. Ambos dan un panorama de las causas y consecuencias de tal sin razón que padeció el país.

Otros atractivos turísticos:

  • El parque de elfantes Addo: más de 500 elefantes, leones, leopardos y toda la fauna autóctona.
  • Hermanus, pueblito costero en el que se puede hacer avistaje de ballenas
  • Cabo de buena Esperanza, extremo sur de la península del cabo, y la reserva homónima con cebras, antílopes y monos, donde se unen el océano atlántico y el indico.
  • Las rutas vitivinícolas, especialmente Stellenbosch y el pueblito de Franschhoek con sus aires de aldea francesa, entre montañas y viñedos.
  • En los alrededores de Ciudad del Cabo, las playas de Clifton, Llanduno, Seapoint y Camps Bay. 
  • Sun city, es un inmenso complejo de recreación con dos campos de golfy cuatro hoteles de lujo.
  • Green point, el faro mas antiguo del país
  • Oudtshoorn, ciudad famosa por la crianza de avestruces, hay carreras y hasta se puede montarlas
  • Cuevas Cango, una de las maravillas del país, con estalactitas y estalagmitas y circuitos de aventura.
  • Cuna de la humanidad, declarada patrimonio de la humanidad por la unesco.
  • Los montes Drakensberg, es una cadena montañosa con curiosos accidentes geográficos.
  • Port Elizabeth, ciudad costera de estilo inglés, con hermosas playas para el baño y los surfistas.