Cozumel, viaje de novios de bajo presupuesto

Era la primera vez que pisábamos suelo mexicano y primera vez en el caribe! Fascinados por la transparencia del agua y su agradable temperatura, ni bien la acariciamos supimos que iba a ser duro el regreso a las aguas congeladas del atlántico sur argentino…

Después de una semana en Playa del Carmen y alrededores, y de escuchar en repetidas oportunidades la insuperable belleza de la fauna y flora marina de los arrecifes que circundan la isla de Cozumel, no nos pudimos resistir.  Cruzamos en Ferry desde Playa del Carmen lo más temprano que pudimos. El pasaje cuesta 150mx  y hay 2 empresas que hacen el recorrido alternándose, salen cada media hora o cada una hora, dependiendo la temporada.

Al igual que La Riviera Maya, Cozumel vive enteramente a expensas del turismo, y del turismo de cruceros principalmente, por lo que la vida en las áreas turísticas esta muy atada a los horarios en que llegan los cruceros: todo empieza a las 10 de la mañana cuando llega el primero y termina a las 6 de la tarde cuando se va el último. Sin embargo gracias a esto esta plagado de actividades para hacer y de tiendas de todo tipo (a veces muy de lujo dedicadas al turismo de alto poder adquisitivo de los cruceros).

El petit hotel

El Hotel Fontán estaba en plena remodelación en ese momento, ahora inclusive le han cambiado el nombre. Está ubicado a unos escasos 2 km al norte del centro. Todas sus habitaciones tienen un sensacional vista al mar, piscina y su propia caleta para meterse directamente y sin escalas al increíble arrecife a esnorquelear. Pagamos 80 usd por día. Muy buena opción para hospedarse, sobre todo por la vista de las habitaciones. En internet encontrarán la gran mayoría de los hoteles, pero si quisieran algo aún más económico les recomendaría que caminen un poco por los alrededores del centro y hallarán algo un poco más humilde y sin vista al mar, pero muy confortable, limpio y por escasos 3o USD.

La isla en convertible

A nuestra llegada lo primero que hicimos fue rentar un auto. El hotel que habíamos reservado por internet estaba un poco alejado y además había leído que es barato y muy útil para recorrer la isla sin necesidad de contratar una excursión. Y efectivamente, el Volkswagen convertible verde loro de los 60´ (un escarabajo para los entendidos), con pocos frenos, cero dirección pero con mucha onda, nos llevó a recorrer la isla de punta a punta por sólo 30 usd por día. Definitivamente muy acertada decisión.

Toda la actividad de la isla se concentra en la parte sudoeste, donde se encuentran los arrecifes, la zona sur y este es muy salvaje con playas desiertas y muy poca infraestructura turística. Nuestra primera parada de playa fue en Dzul-Ha o Money bar, una playa con muy poca arena donde uno apenas metía los pies en el mar se encontraba con un arrecife. Muy buena opción cerca del centro y para disfrutar del esnorquel, sobretodo para los temerosos del agua, pues tiene muy poca profundidad y se ven muchos peces.
La siguiente parada fue la playa Mr. Sanchos Es una típica playa de arena y mar, sin arrecife. Tienen una opción de all inclusive por 40 usd, reposeras, piscina con bar y palapas. Muy buena opción para pasar un día completo de completo relax, siendo el mayor esfuerzo levantar la mano para acercar el vaso a la boca.

La otra dimensión bajo las claras aguas

En los años 60 Jaques Cousteau dio a conocer las claras aguas de esta isla de pescadores, así como la riqueza de su fondo marino.Desde entonces, bucear en esta isla es parada obligada para los turistas amantes de este deporte y para los menos experimentados (como era nuestro caso) habrá que conformarse con la práctica del Snorkel. Pero tentado yo, por lo que podría haber más abajo, no pude conformarme con sólo la superficie.

En el hotel había un puesto de buceo y aproveché la oportunidad para vivir la experiencia. Fueron 60 usd la clase que ellos llaman bautismo, con la ventaja de que ese día no hubo nadie más que se apuntara al curso, por lo que pude tenerlo a Pepe el instructor todo a mi disposición. Lo único que puedo decirles del buceo es que lo tienen que hacer. No pueden dejar Cozumel sin bucear, es maravilloso poder estar en ese mundo y sentirse parte de él. En palabras del propio Pepe, es como volar en el mar!

Y para el romance nada como la isla de la Pasión

 

Son especialmente parejas en búsqueda de ambientes románticos quienes vienen a esta pequeña isla, la cual siglos atrás, en tiempo de los mayas, fue un altar a la diosa Ixchel. Por lo que si buscas romanticismo, dejarás encantada a tu pareja! Se ubica al norte de San Miguel, el centro de Cozumel. Es una pequeña y pacífica isla dotada de playas hermosas en donde abundan las aves y a la que continuamente llegan tortugas y cocodrilos a refugiarse en sus esteros. Se puede acceder en una lancha o también por tierra cruzando desde la playa situada frente a la isla. O también pueden optar por excursiones “todo incluido” de un día (un poco caras para nuestro presupuesto, pero recomendable si lo pueden pagar).

Más al norte, se encuentra Punta Molas, que desde su faro tienes una vista espectacular del lado salvaje de la isla, la costa accidentada y el mar abierto.Una de las partes más emocionantes del viaje se debe a la mano de la naturaleza. Debido a los daños que causó el huracán Vilma en 2005, sólo dos maneras de llegar al lugar: rentar un vehículo 4×4 o por vía marina. El escenario es totalmente inspirador!

Brenda Basile

Acerca de Brenda Basile

Viajera empedernida, ciudadana del mundo. Con formación profesional en Administración en Córdoba, Argentina, y con formación práctica en viajes alrededor del mundo. Vivió en la Patagonia Argentina y en Córdoba, en el Caribe Mexicano, y en varias ciudades europeas. Viajó en avión, en bus, en tren, a dedo y en bicicleta alrededor del globo, aprendiendo ese hermoso arte, el arte de viajar. Y ahora comparte con ustedes todo lo aprendido, en ViajesDePareja!

2 comentarios en “Cozumel, viaje de novios de bajo presupuesto

Deja un comentario

Cerrar
*
*