Viajes en pareja: Austria

Austria: Viajes en pareja

La lista de motivos de un viaje romántico a Austria son muchos, y los aburriría si comienzo a enumerarlos. Bastará por comenzar diciendo que es un país para los amantes de los paisajes montañosos, de los deportes invernales, de la música, la arquitectura y la cultura. Una excelente combinación entre paisajes alpinos espectaculares y la riqueza de sus ciudades.

Sus paisajes tienen un encanto inolvidable, paraíso de los esquiadores en invierno y de los adeptos al senderismo y la bicicleta en verano. Tanto la calidad de la nieve como las instalaciones convierten a Austria en uno de los mejores lugares del mundo para la práctica de los deportes invernales. Y en verano cuando todo florece y reverdece, se monta el escenario perfecto, entre lagos y montañas del Tirol para aquellos dispuestos a la aventura.

Otras actividades que se pueden realizar en la montaña son escalda y parapente, y hasta caminatas en los glaciares. O en los lagos, que hay cientos para elegir, se pueden hacer actividades acuáticas o simplemente un paseo por sus costas. Y para los más tranquilos y románticos un paseo en crucero por el Río Danubio sería perfecto.

Las ciudades mas visitadas son Viena, Salzburgo e Innsbruck.  En ellas podrán experimentar el arte barroco en sus edificios e iglesias, asi como también hay muestras del estilo romántico, gótico y renancentista.

En Viena, la capital, la música y la cultura se vive a lo largo de todo el año. Se podrán deleitar con excelentes espectáculos musicales en la Opera de Viena, visitar la Catedral, uno de los edificios más imponentes de estilo Gótico, o saborear un café con un dulce tradicional vienés en una de las cafeterías del centro, muy recomendadas para admirar la elegancia y decoración del  siglo XIX.

Cuando visiten Salzburgo, la ciudad natal de Mozart, no pierdan la oportunidad de ir al alguno de los festivales que allí se celebran. Son más de 4 mil en todo el año, por lo que con alguno se toparán. Otro de los atractivos de la ciudad es la iglesia franciscana, una síntesis de elementos góticos, románticos y barrocos; y la Abadía de St. Peter con sus catacumbas y cementerio.

Innsbruck, la capital del Tirol, está rodeada de paisajes montañosos que parecen sacados de un cuento de hadas. Es imperdible la visita al centro histórico, con iglesias impresionantes, donde la tradición y la cultura se experimenta realmente.

Otros sitios de interés:

  • Cerca de Innsbruck, en el Parque Nacional Hohe Tauern se encuentra el pico Grossvenediger que está cubierto de nieve todo el año y rodeado de glaciares, y la catarata de Krimml de 370 mts de altura.
  • Hallstatt, la perla de Austria, es un pintoresco pueblito declarado patrimonio de la Humanidad, donde sus casas alrededor del lago están construídas sobre pilotes.
  • Asistir a una representación de la Ópera de Viena y hacer una visita guiada por el interior
  • El museo de Bellas Artes de Viena es uno de los mejores de Europa
  • Otro de los puntos más visitados de Salzburgo es la Casa de Mozart  en la Makartplatz.
  • En las tiendas de productos típicos no dejen de probar los dulces y el chocolate que son deliciosos, sobretodo el famoso strudel.
  • En Viena El Palacio de Schönbrunn y de Balverde deja atonitos a los gustosos del barroco por la belleza de su fachada,  interior y jardines.
  • El Museo de Bellas Artes de Viena es uno de los mejores de Europa y alberga una de las mejores colecciones de Rubens y Brueghel.
  • La Fortaleza de Hohensalzburg, a 120 mts de altura, da una vista espectacular de Salzburgo, además de un recorrido escalofriante por sus pasadizos y salas de tortura.