Viajes en pareja: Bélgica

Bélgica: Viajes en pareja

Bélgica es una excelente alternativa para aquellas parejas románticas, gustosas del arte, la cultura, la historia y la arquitectura. Y si además de eso aman la cerveza y el chocolate, considérenlo el paraíso.!

Brujas, uno de sus atractivos más importantes, también llamada la Venecia del norte, por la cantidad de canales y puentes que posee. Es una ciudad de cuentos, de un encanto y romanticismo particular por sus callecitas empedradas y edificaciones de etilo neogótico. Por su belleza y su magia fue reconocida como Patrimonio de la Humanidad y Capital europea de la cultura. En la parte céntrica no se permiten autos, solo peatones y bicicletas y algún que otro carruaje.

Bruselas, la capital de Bélgica y de la Unión Europea, poco conserva de la época medieval, sólo la plaza mayor, pero que es realmente impactante, una de las más bellas del mundo. Otro de sus aspectos distintivos son los gigantescos comics dibujados en las fachadas de los edificios, lo que hace muy divertido el paseo.

Otra ciudad que merece la pena conocer es Gante, la otra niña bonita además de Brujas. Posee una sorprendente cantidad de edificios históricos, destacándose, en el centro histórico, un castillo medieval del siglo XII, la Catedral de San Bavón, combinando estilos góticos, romanos y barrocos y la torre de guardia Belfort.

Otros de los íconos del país son los chocolates, las papas fritas y las cervezas. No deben irse de allí sin antes darse una vuelta por las cervecerías y probar algunas de entre las casi 2 mil variedades de esa deliciosa bebida, después de haberse comido unas papas fritas callejeras con salsa andaluza, y de postre, un chocolate!