Viajes en pareja: Francia

Francia: Viajes en pareja

Hay tantas excusas para visitar Francia….la lista es interminable!

Empezando por París, la ciudad de las luces, de los enamorados. Quien no soñó con pasear por el Sena al atardecer o caminar de la mano con su media naranja frente a la Torre Eiffel?. Supongo que unos cuantos de ustedes.

El paseo romántico continúa por el Valle de Loira, entre sus imponentes castillos que guardan historias de los tiempos del Renacimiento Francés. Chambord, el más nombrado, fue diseñado por el mismísimo da Vinci. Esta región también es denominada el jardín de Francia por la belleza que regalan sus paisajes de viñedos y castillos.

Suiguiendo la ruta, y sin perder el encanto, continuamos por la región de Aquitania y su capital Burdeos. Atractiva desde siempre por su arquitectura del siglo XVIII, y más aún luego de su embellecimiento en 2007. Un recorrido por las callejuelas y las casas típicas de piedra calcárea y balcones estrechos, sumado a una caminata por la costanera, es la mejor receta para el amor. Es además la puerta de entrada a uno de los viñedos más prestigiosos de Francia, con su propia denominación de origen.

Ya hemos nombrado al vino, y aunque va muy bien sólo, sería una injusticia no hablar también de la comida. Es otra de las razones que movilizan la visita. La gastronomía francesa podría definirse como sofisticada, delicada y exquisita. Desde las casi 500 variedades de quesos, los embutidos, las recetas con pato, hasta la refinada repostería o pâtisserie, son imperdibles. Aunque no entiendan la carta, anímense a probar!

En el norte, aunque el sol no brille como quisiéramos, existen una gran cantidad de atractivos que hacen valer la pena la vuelta. Normandía posee un patrimonio natural, cultural y arquitectónico, y uno de los principales lugares en cantidad de visitas, el Mount St. Michel. Una abadía que fue construida sobre una roca de 80 mts, con una arquitectura prodigiosa y una bahía que lo rodea que en mareas extraordinarias la deja convertida en isla.

Y para el final, no por menos importante, sino al contrario, queda el paraíso para el descanso de verano, la cautivante Costa Azul. Después de París, es la región más visitada de Francia. Bordeando el Mediterráneo, y con los Alpes muy cerca, cuenta con una amplia gama de actividades durante todo el año. Las ciudades de Niza, Cannes y Marsella son las más concurridas, pero siempre hay lugares donde refugiarse de las multitudes, y los enamorados saben encontrarlos.

Los recomendados de ViajesDePareja.com:

  • Saint-Émilion un pueblito de viñedos en los alrededores de Burdeos, donde es posible hospedarse en un barril!. Ideal para escapadas románticas.
  • Un paseo por el Sena, o por los canales que recorren el país, es una forma alternativa de visita, puede ser un barco de un día o hasta un crucero de varios días.
  • París en bici, les da la posibilidad de recorrer más en menos tiempo y cansarse menos, además de hacer ejercicio!

Historias de vacaciones en Francia

Ver más historias de vacaciones en Francia