Viajes en pareja: Noruega

Noruega: Viajes en pareja

País escandinavo, de clima muy frío, con un atractivo natural sin igual, digno de ser visitado.  El principal, los fiordos, son entradas de agua marina rodeadas de montaña con pendientes pronunciadas que regalan unas vistas alucinantes. Estas grietas en la tierra fueron provocadas por la acción erosiva de los glaciares, que luego se derritieron, dejando estas lagunas de agua salada.

La mejor manera de disfrutar el espectáculo es en un romántico crucero por estas aguas, con el abrigo del abrazo de tu pareja. Los 10 fiordos más impactantes son Sognefjord, Hardangerfjord, The Lysefjord,  Geirangerfjord, Nærøyfjord, Trondheimsfjord, Nordfjord, Frierfjorden, Oslofjord, HjøRundfjord.

Además de un paseo inolvidable por estos paisajes de lagos, montañas, glaciares, cascadas y paredes verticales de más de mil metros, podrán realizar algunas actividades como caminatas, pesca, paseos en canoa y rafting.

En los alrededores del fiordo Aurlandfjord, que es un brazo del Sognefjord, se esconde otra maravilla de Noruega, Flam. Pequeña población entre abruptos barrancos, cascadas y bosques. Hasta allí se puede llegar de varias meneras, en crucero, en el tren de Flam, que hace un recorrido sinuoso, empinado e irrestistible, o bien en auto, por la famosa ruta Rallarvegen, atravesando valles, picos nevados y pueblos pintorescos.

Las ciudades más visitadas son la capital, Oslo, donde se puede pasear por el Palacio Real, el ayuntamiento, el parque Vigeland, considerado un museo al aire libre,  y sus varios museos, destacándose el de naves Vikingas y la Galería Nacional.

La otra es Bergen, rodeada de siete montañas y declarada Patrimonio de la Humanidad. Su pintoresco barrio Bryggen, de históricas casas de madera, junto al muelle, bien merece la pena un paseo.

Noruega tiene una atractiva combinación entre bellezas naturales deslumbrantes, un pasado vikingo poco conocido, y un desarrollo cultural y nivel económico muy alto, cuya conjunción le garantizan al visitante unas vacaciones confortables y muy placenteras.