Viajes en pareja: Portugal

Portugal: Viajes en pareja

Con el mismo ímpetu con el que partían los antiguos navegantes portugueses en busca de fronteras donde expandirse, así, habrán de comenzar su viaje de pareja hacia Portugal.

Comenzando por el norte,  paisaje de bosques, viñas  y montañas, que alberga castillos e iglesias barrocas y romanas, como el castillo de Guimarães. El río Duero riega la región en la que se cultiva el vino Oporto y decora la ciudad del mismo nombre, colorida y de calles empedradas, cuyo centro histórico fue declarado Patrimonio de la Humanidad. Un entorno salvaje y romántico para disfrutar en pareja.

Hacia al sur, se localiza la popular costa de Algarve, que en verano se atesta de turistas. De extensas playas y acantilados, algunas de ellas de una increíble belleza escénica, como Praia Dona Ana y Ponta da Piedade, cerca de Lagos. Y para las parejas intrépidas que prefieren más intimidad, pueden asolearse en Heredad de la Comporta, en Setúbal, donde la naturaleza se encuentra en su estado más puro y que aún sigue siendo desconocido hasta para muchos portugueses.

La ciudad más importante del sur, y además la capital del país es Lisboa. Su mayor atractivo lo representa  la zona de Belém gracias a su legado que bien muestra el pasado glorioso de un pueblo de navegantes. El Monasterio de los Jerónimos nos admira con su arte y arquitectura gótica y renacentista, y nos enseña la historia portuguesa con sus elementos decorativos que muestran sus raíces marineras y la riqueza y poderío de aquellos tiempos.

La isla de Madeira y el archipiélago de Azores, son destinos sofisticados de Portugal. Ambos se encuentran en el Atlántico muy alejados de la costa continental, pero gozan de un clima y aguas privilegiadas, además de una vegetación y fauna  muy rica en especies tropicales. Sin duda alguna, si el bolsillo los acompaña, son lugares tranquilos muy recomendados para vacacionar en pareja.