Luna de miel en La Patagonia Argentina

Si alguna vez tú y tu pareja han deseado experimentar la sensación de estar solos en el mundo, este infinito espacio virgen, crudo, salvaje y desnudo de artificios, será sin igual, el lugar indicado. Una eterna sucesión de imponentes paisajes despoblados y donde no se ve intervención alguna de la mano del hombre. La Patagonia Argentina es un destino inagotable y único donde la naturaleza manifiesta su magnificencia en todo su esplendor.

Si han elegido La Patagonia como su destino para la luna de miel, ahora deberán decidir cómo estructurar el viaje, ya que esta enigmática región es extensísima y con una gran variedad de opciones. Para  hacer una primer división, tenemos al oeste La Cordillera de los Andes, con sus lagos y montañas, al este, la parte costera del Atlántico Sur, con sus extensas playas vírgenes infestada de gigantes mamíferos marinos y aves y entre medio de ambos, la vasta meseta patagónica.

La inmensidad de la Patagonia invita a recorrerla sin prisa, dándose la posibilidad de descubrir cada espacio y cada tramo del camino. La ruta 40, que recorre de sur a norte la extensión de la argentina en su lado occidental, es una excelente manera de descubrir el lado andino de la Patagonia. Durante los 2700 Km que la atraviesan, pasarán por lagos, como el Nahuel Huapi, Lago Puelo, las localidades turísticas de Bariloche, Villa La Angostura, el Bolson, Parque Arrayanes, Parque los Alerces, el Maiten, Trevelin, donde se puede abordar el tren La trochita, el viejo Expreso Patagonico; y finalmente en la provincia de Santa Cruz, sus grandes lagos, Posadas, San Martin y Lago Argentino, las localidades del Chalten y el Calafate, y el broche de oro, el Glaciar Perito Moreno.

Y al otro extremo, sobre la costa del atlántico, se encuentra el otro gran atractivo del Sur argentino, La Península Valdes, por las características bilógicas y geográficas que la conforman,  habiendo sido designada por la UNESCO como patrimonio Natural de la Humanidad. En la reserva se tiene el privilegio de observar en su hábitat natural a especies únicas, como el pingüino de Magallanes, que allí va a anidar todos los años al mismo sitio, a la ballena franca austral, elefantes y lobos marinos, orcas, guanacos, liebres patagónicas y cientos de aves que eligieron este aislado  paraíso en los confines del continente, como su hogar.

Y la lista de atractivos de este bello territorio asediado por el viento y la aridez no termina aquí. En el siguiente post nos abocaremos en más profundidad a: Puerto Madryn y La Península Valdés, el Glaciar Perito Moreno, Villa la Angostura, Bariloche, los lagos y las joyas cordilleranas. No se lo pierdan!!!

Brenda Basile

Acerca de Brenda Basile

Viajera empedernida, ciudadana del mundo. Con formación profesional en Administración en Córdoba, Argentina, y con formación práctica en viajes alrededor del mundo. Vivió en la Patagonia Argentina y en Córdoba, en el Caribe Mexicano, y en varias ciudades europeas. Viajó en avión, en bus, en tren, a dedo y en bicicleta alrededor del globo, aprendiendo ese hermoso arte, el arte de viajar. Y ahora comparte con ustedes todo lo aprendido, en ViajesDePareja!

Deja un comentario

Cerrar
*
*