Viajes en pareja: Oceania

Oceania: Viajes en pareja

Oceanía fue nombrado así por estar constituído mayoritariamente por el Océano Pacífico y mares adyacentes. Está conformado por Australia, Nueva Zelanda, parte de Nueva Guinea y los archipiélagos coralinos y volcánicos de Polinesia, Melanesia y Micronesia. Estas tierras lejanas, rodeadas de agua, representan un escenario ideal para un viaje de novios.

Es un continente pequeño, pero con una amplia variedad de opciones. Comenzando por  Nueva Zelanda con sus paisajes de película, profundos bosques verdes, glaciares y parques naturales que impresionan a cualquiera, pero sobre todo a los amantes de la aventura.

Las idílicas playas de las islas polinesias no defraudan ni al más exigente. Preciosas costas de agua turquesa y cálida perfectamente preparadas para el turismo de pareja. Gracias a su ubicación cerca del ecuador, su temperatura es constate y agradable durante todo el año, sin margen de error.  Bora-Bora, Moorea, Nueva Caledonia, Fiji, Samoa y Tonga, son los principales exponentes.

Australia es la masa territorial más grande del continente, abarcando más del 85% de la superficie total. Abundan las zonas semiáridas, desiertos y playas, tanto con arrecifes de coral para el buceo, y de aguas bravas para surfear. Las ciudades cosmopolitas y lujosas como Sidney, Melbourne y Canberra, son otro de sus tantos atractivos.

Como dato, para las parejas que se interesan también por la cultura y la historia del lugar, Oceanía posee una población muy heterogénea. Gran parte es descendiente de europeos (ingleses y franceses), sobre todo la de Australia y Nueva Zelanda, mientras que en el resto de las islas predominan diferentes grupos étnicos, como los polinesios, melanesios, micronesios y papúes.

Muchas de las islas de Oceanía aun permanecen como territorios no independizados del Reino Unido y de Francia. Australia y Nueva Zelanda lograron su independencia a principios del siglo XX. Mientras que la isla de Pascua corresponde a una comuna de Chile, país sudamericano.