Viajes en pareja: Chile

Chile: Viajes en pareja

Chile se extiende en el extremo sur de Sudamérica, limitando a lo largo de su estrecho territorio con el océano Pacífico, y con Argentina. El viaje de novios se puede extender por toda su geografía, de norte a sur. Sus mayores atractivos radican en sus espectaculares escenarios naturales, que van desde el desierto mas árido, hielos eternos, volcanes y bosques húmedos, en los 4300 km de costas.

Lo mas habitual es que el viaje comience por Santiago, el centro, y punto de partida de los paseos al resto del país, y donde llegan todos los vuelos internacionales. La ciudad es famosa por albergar gran cantidad de restaurantes de calidad, museos y festivales de música y teatro. En los alrededores se pueden visitar las ciudades costeras de Valparaíso y Viña del Mar, en la cordillera, los centros de sky, y en el trayecto deleitarse con una copa de vino en alguno de los viñedos los alrededores.

En el norte del país, la tradición llevará a la pareja a conocer la misteriosa cultura de los pueblos del desierto de Atacama, enfrentándolos a la riqueza , y a la vez simpleza de esta cultura. Lugares como Antofagasta hunden al viajero en una espiral de tradición, como si el tiempo no hubiera pasado en ellos. Paisajes como los del Valle de la Luna y sus atardeceres con tonalidades de colores y sombras que adornan el paisaje para los enamorados.

Al sur, la Patagonia chilena, de belleza agreste y profunda, abarca las regiones de la Araucanía, Los lagos, la isla de Chiloe, Aisen y Magallanes. Es de clima frío, húmedo y lluvioso, y de muy rica diversidad ecológica. Predominan los lagos y ríos de aguas transparentes, los volcanes y bosques de araucarias. Los mapuches son los nativos de esta región, y conviven en armonía con la naturaleza.

La isla de Chiloé aparenta no formar parte del país, todo es diferente. Atesora un impresionante escenario, una fascinante cultura muy rica en tradiciones y un legado histórico que atrae a miles de viajeros. Las Torres del Paine son unas formaciones graníticas puntiagudas, capricho de la naturaleza, que con los colores del atardecer realzan su belleza.

Y para concluir, vamos a mencionar a la Isla de Pascua, que a pesar de localizarse alejada del territorio chileno (800 km), son muy visitadas por el turismo debido a su misticismo. El misterio que ocultan esos gigantes de piedra repartidos en la isla, cómo han sido construidos y que representaron, conjuntamente con el atractivo de la vida submarina de sus costas, resultan irresistible para muchos.