luna-de-miel-colombia

Locamente enamorados al cabo de tantos años de complicidad estéril, gozaban con el milagro de quererse tanto en la mesa como en la cama, y llegaron a ser tan felices, que todavía cuando eran dos ancianos agotados seguían retozando como conejitos peleándose como perros. ” Gabriel García Márquez, Cien años de soledad.

Es casi inevitable comenzar un relato acerca de Colombia sin recordar las elocuentes palabras de García Márquez, sobretodo a poco tiempo de su partida. Muchos aprendimos gracias a él a querer este maravilloso país sudamericano, de gente cálida y alegre, y de una belleza natural imposible de describir con palabras.

Un país sin desperdicio, donde los sitios para una luna de miel son muchos y variados. Desde sus costas caribeñas o pacíficas, hasta la selva amazónica y la cordillera de los Andes. Y su gente, otra de sus grandes riquezas, tanto blancos, negros o indígenas los recibirán con una sonrisa en su rostro de mirada cálida.

Comenzando por el Caribe, Cartagena de Indias, patrimonio de la humanidad, con su encantadora arquitectura colonial y magníficas playas. Y Santa Marta, la ciudad mas antigua, también con un patrimonio arquitectónico inigualable. Está enclavada en una bahía rodeada por el sistema montañoso de la sierra Nevada y en los alrededores el parque Tayrona y sus playas que son inimaginablemente bellas.

Barranquilla es el motor de desarrollo del Caribe colombiano. Si bien no está muy desarrollada  turísticamente por ser industrial y comercial, ha Ganado fama porque es aquí donde se celebra la fiesta mas grande de los colombianos, el carnaval. Una fusión de razas, colores y ritmos de las diferentes culturas que se amalgamaron en este país caribeño. Durante días las calles se inundan de ritmos tales como cumbia, garabato, mapale y son, dejando un aura de jolgorio en cada esquina.

Su amplia región montañosa, forma parte del ultimo tramo de la Cordillera de los Andes, la que inicia en la Patagonia chilenoargentina. Paisajes de volcanes, paramos, nevados y ríos caracterizan la zona, prestándose idealmente para el turismo de aventura, en actividades como rafting, alpinismo, rappel y parapente.

Aquí se concentra mas del 70 % de la población, gran parte de ella en Bogotá, la capital. Una planicie ubicada a 2600 metros de altura, de clima templado, con temperaturas mas bajas que en la costa. Es un lugar ideal para parejas que disfrutan de expresiones artísticas de toda índole. Exposiciones, danza, música y teatro abundan, se vive y se respire cultura.

Y para finalizar, si el bolsillo se los permite, les recomiendo llegar hasta la Isla de San Andres. Además de ser acreedora de espectaculares playas de arena blanca, palmeras y cocoteros, posee la tercer barrera coralina en el mundo, por lo que sus aguas transparentes son perfectas para bucear. Es costoso no solo llegar allí por la distancia que la separa de Colombia (700 km, solo por vía aérea), sino también la estadía, por tratarse de un destino de cierta exclusividad. Pero si se lo pueden costear, realmente valdrá la pena!

Historias de vacaciones en Colombia

Ver más historias de vacaciones en Colombia